miércoles, 12 de julio de 2017

Armario para muñecas de marquetería

Hoy es un buen día para contaros por qué nunca me compraré un armario nuevo para las muñecas 


Me gustaría enseñaros como he restaurado el único armario de muñecas Barbie que yo he tenido. Mi padre lo construyó cuando yo era pequeña junto con un montón de muebles más de madera chapada que aún conservo.

El armario estaba de pena, por razones sentimentales no creo que lo tire nunca a la basura así que me propuse darle un aire nuevo y así poderlo utilizar en mis dioramas. Aunque ya he dicho que está hecho de madera chapada creo que si os proponéis hacerlo de cartón (como la cama que hice una vez que podéis ver aquí o la estantería que tenéis aquí) podría quedar estupendo.

Las medidas y plantillas están sacadas de un librito de marquetería de la Editorial Miguel A. Salvatella de Barcelona. Concretamente este armario viene en el cuadernillo número 6.




El cuadernillo número 7 de la misma colección también tiene algunos muebles para muñecas, hablaré de él en otro momento porque mi intención es restaurar otro mueble que viene en él. Si alguien le interesa esta colección puede comprar estos cuadernillos en TodoColección aquí y aquí. No veo que estén fechados en mi edición pero según TodoColección son de los años 60. ¡En esta casa ya sabéis que no se tira nada!

Cuando regresé a mi casa el año pasado me encontré el armario en este estado:





Lo que estaba peor eran las bisagras, unos alfileres, la madera se había abierto y las puertas no se sujetaban del todo.



Aquí veis que ya he pegado un palito de madera con silicona para hacer la barra donde irían colgadas las perchas con la ropa. El sistema original terminó despegándose y perdiéndose así que había que inventarse algo para hacerlo funcionar. Arreglé también los sistemas de apertura de las puertas con nuevos alfileres y pistola de silicona. 


El barniz estaba muy cuarteado con el paso de los años e incluso raspado en muchas partes así que lo primero de todo fue elegir una pintura, aunque en las fotos se vea muy blanco es un rosa muy clarito, Chalk Paint como siempre, de las últimas que han salido a la venta en Lidl.



Tenía por casa esta especie de perchitas de un embalaje (puede que hasta fuese de alguna Barbie) y las pinté con spray plateado, las pegué en un lateral para que soporten los complementos de las muñecas. También pinté los pomos con acrílico plateado para darles un poco más de definición y realismo.




Y así es como ha quedado, en esta casa no se puede tener ni un armario vacío (sea del tamaño que sea) así que ya está hasta arriba como por arte de magia. 




A mi me gusta más que cualquier otro armario nuevo, este siempre será el que me hizo mi padre y eso tiene más mérito que nada.

Gracias por leerme.

¡Hasta pronto!



No hay comentarios:

Publicar un comentario